RAZONES (Y NO RAZONES) POR LAS QUE SE NECESITA UNA IMPRESORA 3D

Publicado Por: World Motion En: Noticias En: domingo, diciembre 6, 2015 Comentario: 0 Hit: 341

Las impresoras en tres dimensiones han evolucionado mucho, tanto en lo que respecta a modelos, funciones, precio y, fundamentalmente, demanda de las mismas. Es por ello que en el ámbito de la oficina se está volviendo común observar su presencia. Sin embargo, ¿Son estos aparatos tan necesarios como se están intentando ver? A continuación analizamos las razones por las que se deben adquirir y los motivos por los que no.

Las impresoras en tres dimensiones han evolucionado mucho, tanto en lo que respecta a modelos, funciones, precio y, fundamentalmente, demanda de las mismas. Es por ello que en el ámbito de la oficina se está volviendo común observar su presencia. Sin embargo, ¿Son estos aparatos tan necesarios como se están intentando ver? A continuación analizamos las razones por las que se deben adquirir y los motivos por los que no.

Dentro de los aspectos positivos, destaca el que hace referencia a que las impresoras 3D son máquinas que se pueden utilizar para innovar. Así, contar con una impresora de estas características significa tener una aliada en la oficina en todo lo relacionado con la innovación y la resolución de problemas.


Del mismo modo, este tipo de aparatos permite a sus usuarios diseñar e imprimir aquellas cosas que necesitan. En este sentido, los principales beneficiados son los sectores de la industria, que hacen desde piezas de emergencia a souvenirs. Una manera de cambiar las funciones del negocio.

Por último, dentro de los aspectos más importantes, las impresoras en tres dimensiones destacan porque se trata de un aparato que democratiza el proceso de la manufacturación. Así, en algún momento las personas podrán imprimir las piezas que se rompen de un producto dado o crear un nuevo elemento para mejorarlo.

Sin embargo, las impresoras 3D también pueden resultar contradictorias en el ámbito de una organización empresarial. Así, se pueden convertir en un juguete caro para los miembros de la misma. Ello se debe a que a pesar de la bajada de su precio, estos aparatos de reciente creación requieren una inversión considerable, a la que hay que sumar sus consumibles, no necesariamente baratos.

Del mismo modo, para utilizarlas correctamente, es necesario contar con profesionales competentes y capacitados para su uso. Así, es importante que el equipo esté motivado y concienciado en su utilización, para lo cual deben destinar muchas horas a aprender su funcionamiento.

Finalmente, otro de los límites con los que cuentan este tipo de impresoras es precisamente su reducida capacidad de actuación. Y es que aunque se nos anuncie que son capaces de hacer todo, lo cierto es que en la actualidad las impresoras en tres dimensiones funcionan para hacer piezas pequeñas, por lo que aún su desarrollo concreto está por ver.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Volver arriba